jueves, 23 de agosto de 2012

Redención y Utopía, de Michael Löwy

1.
El título completo del libro es Redención y Utopía: el judaísmo libertario en Europa Central. Un estudio de afinidad electiva. El autor es el sociólogo brasileño Michael Löwy (que nació en una familia de judíos vieneses y que estudió en Jerusalén y en París, por lo que suponemos que sabe una banda de idiomas) y el tema es el pensamiento de un grupo de intelectuales judíos alemanes -o del mundo de influencia alemana- nacidos entre 1878 y 1900 (desde Buber hasta Löwenthal pasando por Kafka, Lukács, Benjamin, G. Scholem, Fromm...) que tienen en común el rechazo a la filosofía iluminista del progreso en la historia, una tendencia libertaria -más o menos acentuada según cada cual- y una voluntad romántica de reencantamiento del mundo que se encarna en el mesianismo judío. (Ahora lean esa frase de corrido). La herramienta de análisis que se propone utilizar es la de la afinidad electiva, un concepto que llega desde antes (Goethe) pero que adquiere la forma que le interesa a Löwy con Weber, y que se puede encontrar por ejemplo en La ética protestante y el espíritu del capitalismo. Esta afinidad electiva entre mesianismo judío y utopía libertaria tiene su punto de equilibrio en la obra de Walter Benjamin, mientras que el resto de los intelectuales estudiados ocupan uno de los dos grupos que tienden más hacia una de las dos cosmovisiones. Los denomina "judíos religiosos anarquizantes" y "judíos asimilados libertarios".

2.
Para Löwy, los elementos que permiten esta afinidad electiva son:
- La relación dialéctica que se da en ambas cosmovisiones entre la voluntad de restauración de un "paraíso perdido" y la mirada puesta en un futuro utópico;
- Las similares representación que ambas cosmovisiones se hacen, la una de la llegada del Mesías y la otra de la Revolución, como momentos de cambio catastrófico y no gradual, que ocurre en la Historia y no en la vida o el "interior" de las personas, y que no mejoran este mundo sino que crean un mundo "otro", destruyendo los poderes existentes.
- Un mismo clima espiritual: el del romanticismo anticapitalista de la intelligentsia alemana.

3.
Hay un capítulo dedicado a cada grupo dentro de estos judíos libertarios (los religiosos anarquizantes, entre los que tenemos a Buber, Rosenzweig y Gerschom Scholem y los asimilados libertarios, como Landauer, Lukács y Fromm). Además hay un capítulo dedicado íntegramente a Benjamin, que es muy interesante pero que en realidad adelanta cosas que están mejor desarrolladas en otro libro de Löwy (Walter Benjamin: aviso de incendio), otro dedicado a Kafka que está buenísimo (el planteo es que Kafka contiene las ideas negativas: la teología negativa y la utopía negativa -excelente análisis de El proceso y de En la colonia penitenciaria; también de América y de El castillo, aunque esas novelas no las leí aún-), uno a todo lo que estaría quedando fuera del análisis y uno a Bernard Lazare que, sí, me saltié.

4.
En la conclusión vuelve a tratar a Benjamin: dice que las tesis Sobre el concepto de historia son el máximo exponente de la afinidad electiva entre mesianismo judío y utopía libertaria, porque logran cuestionar el fundamento epistemológico del progreso, es decir, el tiempo cuantificable, homogéneo y vacío que no es el tiempo del mesianismo y que trataremo de desarrollar en otra reseña porque acá no nos entra.

5.
Resta decir que: el libro me lo encontré milagrosamente entre los libros de psicología de mi padre justo cuando me lo pensaba comprar; que la edición es simpática (El Cielo por Asalto, 1997) pero tiene una cantidad de errores de tipeo increíble; que Löwy por momentos es demasiado sociólogo (como cuando plantea que en Europa del Este "la participación de los judíos en movimientos revolucionarios es mucho más masiva" y "esto se explica fácilmente por el grado cualitativamente superior de opresión..."); pero que en líneas generales está muy bueno.